La XXVIII Jornada Mundial de la Vida Consagrada nos encuentra como Hermanas Hospitalarias en la preparación para vivir nuestro Capítulo General, brindándonos una valiosa oportunidad para reflexionar sobre el regalo que es la vida consagrada y cómo en el centro de esta vida se encuentra la voluntad del Señor.

Nuestra vocación hospitalaria nos invita a explorar el sentido de la vida a través de la hospitalidad. La humanización y la evangelización se presentan como desafíos ante el nuevo milenio. Por ello, parte de nuestro foco para nuestro Capítulo es ser “Signos proféticos de esperanza y cercanía de Dios a la humanidad que sufre”. Ante la realidad actual que nos interpela queremos ser una presencia significativa y profética en el mundo de la salud, audaces en nuevos proyectos y consolidando nuestra identidad en las obras hospitalarias que realizamos.

En esta XXVIII Jornada Mundial de la Vida Consagrada, renovamos nuestro compromiso con la voluntad de Dios, inspiradas por el ejemplo de la Virgen María y guiadas por el carisma hospitalario. ¡Aquí estamos, Señor, dispuestas a hacer tu voluntad con amor y hospitalidad!

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante