La Buena Noticia de la semana, 9 de junio de 2024

Buenos días. 

 Los textos litúrgicos de este domingo nos recuerdan una vez más el proyecto amoroso de Dios y la actitud de incomprensión y rechazo que este proyecto encuentra en el corazón humano.

 Con el pecado del Génesis el hombre da la espalda al orden creado por Dios. El Génesis tiene un estilo propio de contarnos, en clave religiosa y no científica, el origen del mundo y de la humanidad, y también -como vemos hoy- de la existencia del mal y del pecado. Al principio de nuestra historia aparece una fuerza misteriosa y personal, que es descrita como encarnación del mal, que seduce y destruye la primitiva unidad y dicha.

La segunda lectura recuerda a los cristianos la promesa de una casa eterna construida por Dios en los cielos. San Pablo sigue reflexionando sobre su ministerio en medio de la comunidad, que muchas veces se encuentra con tribulaciones y dificultades, al igual que Jesús en el evangelio de hoy.

El texto evangélico de este domingo nos enseña dos tipos de incomprensión que Jesús debió afrontar: la de los escribas y la de sus propios familiares. En  el evangelio las palabras de Jesús, sus curaciones y gestos provocan la admiración y adhesión de muchos, pero también la incomprensión en sus familiares y las calumnias de los maestros de la ley judíos.

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

“CON MÚSICA SABE MEJOR…”  

La Buena Noticia de la semana, 29 de mayo de 2024

Celebramos la solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo. Jesús, el Señor, muerto y resucitado para darnos vida, se hace presente en medio de nosotros cada vez que nos reunimos para repetir aquel gesto que él nos dejó la noche antes de su entrega. Con su Cuerpo y su Sangre, en la Eucaristía, se nos da como alimento para que vivamos siempre unidos a él y aprendamos a amar como él nos ha amado.

También es el Día de la Caridad. Cáritas celebra un año más su Campaña de Día de Caridad, este año bajo el lema “Juntos abrimos camino a la esperanza”. La fiesta del Corpus es una prolongación del Jueves Santo. Las palabras de Jesús en la cena pascual nos recuerdan la presencia real de Jesús en medio de nosotros y, con ello, la importancia de compartir, de abrir camino a la esperanza y de estar cerca de quienes sufren. Con el lema «Juntos abrimos camino a la esperanza», reconocemos la labor y la implicación de más de 9.000 personas voluntarias y donantes que dedican su tiempo, dinero y corazón al cuidado del otro. En este caminar junto a las personas somos conscientes de las carencias y de la desigualdad que azotan al mundo. Otro de los objetivos de este día es hacer visible la realidad de las personas que, de una manera u otra, perdieron el rumbo o el sentido, o no terminan de encontrar esa oportunidad para salir adelante. Se trata de abrir portillos a la esperanza para encontrar un trabajo o un lugar donde vivir, o para librarse de la violencia machista y empezar una vida sin miedo. También para encontrar alguien que les escuche y les haga sentir importantes, para aliviar la soledad que genera la enfermedad, cumplir años o ser joven sin expectativas de futuro.

La Eucaristía nos fortalece, nos alimenta, nos enseña a compartir y a darnos a los demás desde nuestra fragilidad. Que esta campaña nos inspire a seguir el ejemplo de Jesús, Cuerpo entregado y Sangre derramada, a compartir la esperanza y a abrir camino hacia un mundo más justo y solidario. «Juntos abrimos camino a la esperanza».

¡FELIZ SEMANA!

CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

“CON MÚSICA SABE MEJOR…”  

La Buena Noticia de la semana, 12 de mayo de 2024

Hoy celebramos la solemnidad de la Santísima Trinidad. En este día de gozo confesamos nuestra fe en la Trinidad santa, adoramos su unidad todopoderosa y damos gloria a Dios uno y trino porque nos permite entrar en la intimidad y riqueza de la vida trinitaria. Y en esta celebración enmarcamos la Jornada Pro Orantibus, Jornada en la que recordamos de manera especial a nuestros hermanos y hermanas monjes y monjas, de los monasterios de clausura, repartidos por tantos rincones de nuestra tierra, pedimos y damos gracias por ellos, para que nos ayuden a contemplar el rostro de Jesús, y aprendamos a decir: «¡Hágase su voluntad!», como reza el lema de esta Jornada Pro Orantibus 2024.

Todos, invitados a caminar juntos, a ser unos con él, y a sentirnos acogidos y amados en Dios, en la unidad de su pueblo, reunido en el nombre de la Trinidad; esta es nuestra fuerza, la luz que nos hace resplandecer a la Iglesia como signo de paz y bien para todos pueblos. Todos, llamados a anunciar como testigos humildes al Dios uno y trino, que nos invita a resplandecer su rostro y comprometernos, en la construcción de la civilización del amor y de la paz, en estos momentos de nuestra historia, tan convulsos y complejos. Que con los monjes y monjas, a los que tenemos muy presentes en esta Jornada, en la que la Iglesia que peregrina en España los quiere hacer presentes de manera especial, nos ayuden a través de sus vidas entregadas, en el silencio habitado de cada monasterio, y su oración constante y humilde, a contemplar al Dios de la vida, uno y trino.

¡FELIZ SEMANA!

SANTÍSIMA TRINIDAD

“CON MÚSICA SABE MEJOR…”  

La Buena Noticia de la semana, 19 de mayo de 2024

Llega  la Solemnidad de Pentecostés, la venida del Espíritu Santo, con la que se pone en marcha el tiempo de la Iglesia, fundamentalmente dedicado a la predicación del Evangelio.

«Pentecostés», en griego, significa «día quincuagésimo» o «cincuenta días después». El 50 es un número que ya los judíos tenían asimilado desde hace siglos como símbolo de plenitud: una semana de semanas, siete por siete más uno. Es cuando celebraban, después del Éxodo, la fiesta de la recolección agrícola y la alianza que sellaron con Yahvé en el monte Sinaí, guiados por Moisés, a los cincuenta días de su salida de Egipto.

El Pentecostés cristiano significa el nacimiento oficial de la Iglesia.

Como culmen de la Pascua se produce el envío del Espíritu Santo en Pentecostés. Y de ello hablan las lecturas que  escucharemos. Tanto el evangelio como el libro de los Hechos de los Apóstoles nos ofrecen su propia versión de este acontecimiento, coincidiendo en que el Espíritu es el don que el Señor hace a sus discípulos para que puedan continuar su misión. El salmo nos invita a entender este momento como una “nueva creación”, y Pablo, por su parte, nos recuerda que la acción del Espíritu se manifiesta de múltiples maneras, pero todas ellas son para el bien de la comunidad.

¡FELIZ PASCUA DE PENTECOSTÉS!

DOMINGO DE PENTECOSTÉS

“CON MÚSICA SABE MEJOR…»

La Buena Noticia de la semana, 12 de mayo de 2024

Hoy celebramos la Solemnidad de la Ascensión de nuestro Señor Jesucristo a los cielos.

La ascensión de Jesucristo marca la entrada definitiva de la humanidad de Jesús en el dominio celeste de Dios de donde ha de volver, y eso nos da una gran motivación para celebrar con gozo nuestra fe.

Las lecturas nos presentan dos versiones distintas de la Ascensión de Jesús. La primera se encuentra al inicio del libro de los Hechos de los Apóstoles, la segunda al final del evangelio de Marcos.

En el Libro de los Hechos de los Apóstoles (1, 1-11)  leemos el primer relato de la Ascensión de Jesús, con la que rompe los límites a los que se sometió en la encarnación.

El pasaje de la segunda lectura está ciertamente bien elegido para la solemnidad que celebramos: es el himno cristológico, el cántico de alabanza a Dios con el que da comienzo la carta de Pablo a los Efesios (1, 17-23).

Al final de su evangelio (16, 15-20), Marcos nos narra el último encuentro del Resucitado con sus discípulos, en el que les encomienda su mandato misionero.

¡Feliz semana!

DOMINGO VII DE PASCUA

“CON MÚSICA SABE MEJOR…»

La Buena Noticia de la semana, 5 de mayo de 2024

Hoy, 5 de mayo, VI Domingo de Pascua, celebramos la Pascua del Enfermo. Las comunidades parroquiales se acercan en torno a esa fecha a las personas enfermas, sus familias y profesionales del mundo sanitario, oran con ellas y por ellas, y se suele administrar el sacramento de la unción de los enfermos.

Las lecturas de la Liturgia de la Palabra nos trasmiten un mensaje insistente: el amor.  El amor que nos tiene Dios. El amor que nos ha manifestado Cristo Jesús. El amor que hemos de tenernos los unos con los otros. Y además, un amor universal, sin fronteras

Es tan importante la Pascua, el corazón de todo el año, que vale la pena que la vivamos en plenitud. 

DOMINGO VI DE PASCUA

“CON MÚSICA SABE MEJOR…»

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante