«Tengan mucha caridad y paciencia con las enfermas, siendo con ellas como verdaderas madres.»

(Venerable Mª. Josefa Recio. Testamento Espiritual)

Jesús, en el inicio de su vida pública, hace una llamada general a la conversión y va llamando a distintas personas para que le sigan, para que sean pescadores de hombres. Hoy, como entonces, Jesús nos sigue llamando a cada uno por nuestro nombre.

La respuesta de los primeros discípulos fue valiente, lo dejaron todo, se fiaron del Señor y le siguieron.

Este domingo, la Iglesia celebra el Domingo de la Palabra de Dios, cuando escuchamos en el evangelio la narración del comienzo del ministerio público de Jesús.

Según el papa Francisco, «la Palabra de Dios escuchada y celebrada, sobre todo en la eucaristía, alimenta y refuerza interiormente a los cristianos y los vuelve capaces de un auténtico testimonio evangélico en la vida cotidiana» (EG, n. 174).

El Domingo de la Palabra de Dios nos recuerda que esta Palabra ha de ser cada vez más el corazón de la vida y de la misión de la Iglesia.

Además, este miércoles comenzamos la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que se prolongará hasta el día 25.

Palabra de Dios y Unidad de los Cristianos, un binomio por el cual es preciso intensificar nuestra oración.

¡Feliz semana!

DOMINGO

CON MÚSICA SABE MEJOR…

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante